Imagen de cabecera

Parque de la Naturaleza de Cabárceno

El Parque de 750 hectáreas está situado en pleno valle del Pisueña, en el municipio de Penagos (a tan sólo 15 Km de Santander) sobre una antigua explotación minera de extracción de hierro. Sus instalaciones están entre las mejor valoradas por los organismos que responsables de las condiciones de vida de los animales.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es un lugar idóneo para pasar el día en familia ya que cuenta con muchas zonas de recreo, merenderos, miradores, cafeterías, restaurantes e incluso un parque infantil. Además su espíritu educativo, cultural y científico hace que sea la principal atracción turística en Cantabria y en el norte de España.

Un parque cercano a Santander y de grandes dimensiones solo lo puedes encontrar visitando Cabarceno. Este gran zoológico te da la posibilidad de pasar el día en familia, pareja o amigos, descubriendo las distintas especies de animales y en algún caso hasta darles de comer.

A diferencia de otros,este tiene un aspecto cuidado y limpio. Es necesario ir en coche pero no te preocupes por donde aparcarle, hay grandes explanadas de aparcamiento.

El camino hasta la puerta del parque es sencillo, diferentes carteles señalan el camino que debes seguir; no cabe posibilidad de pérdida.

Si finalmente decides aprovechar tu día en Cabárceno te damos una serie de recomendaciones:

  • Lo mejor para aprovechar tu visita será madrugar un poco y sacar la entrada antes de las 11, asi te ahorraras una larga y aburrida caravana.
  • Coge un mapa de todo el parque y señala los animales que ya has visto, asi iras directo al resto y no retocederás perdiendo el tiempo.
  • Lleva la comida de casa. Unos bocatas son la mejor opción, así tus paradas serán pequeñas y podrás ver todo el parque en un día.
  • Para este plan no necesitamos ir muy arreglados, un chándal o ropa deportiva será tu mejor aliado. Pasarás todo el día caminando y querrás ir lo más cómodo posible.
  • Si decides ir un día soleado, ¡no te olvides la crema solar y gorra! Te ahorrarás más tarde el mal rato de tu piel roja y quemada, que no te deja dormir. 
  • Una vez dentro y después de haber conocido el parque desde abajo, no puedes irte sin verlo por los aires. El nuevo teleférico te permite pasar de una parte a otra del parque pero viendo a muchos de los animales desde arriba y descubrir, por ejemplo, sus zonas preferidas de juegos, algo que a veces no puedes ver desde abajo.
  • Cada día tienen varios espectáculos con leones marinos y aves rapaces. Durante las actuaciones, los monitores interactúan con los animales y el público, algo que normalmente ilusiona a los niños. Al finalizar te puedes sacar tu foto con alguno de los animales.
  • Para llevarte unos buenos recuerdos no debes olvidarte la cámara cargada. En una parte del parque hay unos monos sueltos, que muchas veces interactúan con los visitantes, es ahí cuando debes tener tu cámara preparada pues cuando menos te lo esperas te sorprenden.
  • Si quieres te gusta dejarlo todo planeado con antelación, tienes la posibilidad de sacar los tickets online y llevarlos en el móvil. De esta manera no podrás olvidarte los papeles impresos en el apartamento y dar mil vueltas antes de llegar al parque.
  • Por último, pero no menos importante, te recomendamos que la noche anterior hayas descansado bien, así estarás activado y dispuesto a recorrer cada parte del parque.

Con estas recomendaciones será muy difícil que te lleves un mal recuerdo del parque y de tu día de vacaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies